La expedición Malaspina 2010 probará la eficacia real de un nuevo equipo oceanográfico patentado por la UCA

29/oct/2010 | OTRIcompartir noticiaimprimir

Para compartir esta información, incluye en el siguiente formulario tu nombre y un correo electrónico de destino.

El sistema se utilizará para tomar muestras de zooplancton a 4.000 metros de profundidad que se almacenarán en los laboratorios de la Universidad

Ignacio González Gordilla junto al nuevo sistema patentado por la UCA

Ignacio González Gordilla junto al nuevo sistema patentado por la UCA

La expedición Malaspina 2010 se englobada dentro de un proyecto de investigación perteneciente al programa Consolider Ingenio 2010

La expedición tiene previsto salir del Puerto de Cádiz a mediados del mes de diciembre

La expedición Malaspina 2010 es un proyecto de investigación que llevará a más de 250 investigadores a trabajar a bordo de los buques Hespérides y Sarmiento de Gamboa durante siete meses. A lo largo de este periodo de tiempo, está previsto que se analice la biodiversidad de los organismos marinos que viven a gran profundidad además de evaluar el impacto del cambio global en el océano, unos objetivos para los cuales se estudiarán cuestiones físicas, químicas y biológicas.

Para analizar la biodiversidad de los organismos marinos, el profesor del grupo de Ecología de la Universidad de Cádiz, Ignacio González-Gordillo, ha diseñado una novedosa botella oceanográfica que permite tomar numerosas muestras de plancton a 4.000 metros de profundidad, ya que “no podíamos perder la oportunidad de intentar conocer más detalle los organismos que pueblan las profundidades marinas”. Este pionero sistema ahorrará tiempo y dinero a los investigadores, sin olvidar que gracias a él “esperamos descubrir millones de genes nuevos”, como afirma con rotundidad el profesor de la UCA.

Hay que tener en cuenta que “estos organismos tienen un tamaño aproximado de 20 micras a 200 micras (una micra es la milésima parte de un milímetro)” y para poder recoger muestras de ellos en las capas superficiales, hasta unos 200 m de profundidad, se podría usar tanto las tradicionales botellas oceanográficas, que almacenan muestras de 12 litros de agua, o las redes de plancton. No obstante, “con los 12 litros de las botellas no teníamos suficiente volumen, porque la densidad de estos organismos a tanta profundidad es muy pequeña y se necesita mucha agua para obtener una muestra representativa, siendo muy caro bajar tantas veces la roseta oceanográfica", asegura el profesor González-Gordillo. La otra alternativa sería usar las redes de plancton, aunque esto es también muy costoso.

Ante esta situación, el investigador ideó un peculiar híbrido entre la red de plancton y una botella oceanográfica clásica. “Necesitábamos poner algo que filtrara suficiente volumen en la estructura circular en la que se colocan las botellas oceanográficas para obtener una muestra representativa del plancton”, explica el investigador. Algo que le llevó a proponer que en las botellas oceanográficas se regulara su apertura y su cierre, además de colocar en su interior una red de plancton.

De esta forma, “la botella podría ir filtrando plancton a medida que se fuera desplazando en la columna de agua. La roseta baja y cuando llega una profundidad determinada (léase los 4.000 metros) comienza a subir. A medida que va ascendiendo, el agua entra y sale de la botella captando la muestra deseada en la red de plancton”, comenta el profesor de la Universidad de Cádiz, mientras matiza que “a lo largo de este recorrido hemos estimado que se pueden filtrar unos 8.000 litros de agua, una cantidad suficientemente representativa para la muestra que queremos obtener”.

Patente de la UCA

El nuevo equipo diseñado por Ignacio González-Gordillo ha sido patentado por la Universidad de Cádiz y ya se han efectuado con él varias pruebas, a principios del pasado verano en el buque oceanográfico Hespérides, gracias a un prototipo que se construyó y que ha dado muy buenos resultados. De hecho, “el prototipo de la máquina fue sumergido a 4.000 metros de profundidad y cuando subió traía consigo organismos vivos pertenecientes a esta zona, por lo cual nos sentimos enormemente satisfechos. Funcionó a la primera tras cuatro horas de espera para que llegara a superficie”, como indica el investigador.

Se estima que durante la expedición Malaspina 2010 se recogerán alrededor de 10.000 muestras de zooplancton, que “serán almacenas en el CACYTMAR, Universidad de Cádiz”. “Hablamos de la creación del Banco de Muestras de Zooplancton del Proyecto Malaspina 2010, que se ubicará y gestionará en la UCA”, como anuncia González-Gordillo. Un hecho muy importante ya que no puede obviarse que “muchos de estos fondos se estudiarán a nivel mundial de forma constante, aunque otros serán intocables hasta que haya una tecnología más sofisticada y depurada que saque más provecho de ellos, pues unas muestras tan valiosas no podemos arriesgarnos a infrautilizarlas. Vamos a tener un depósito: la Colección Malaspina, donde los investigadores analizarán las muestras y podrán consultarlas, sin que se estropeen”, sentencia el profesor de la UCA, Ignacio González-Gordillo. “La Colección Malaspina será como una fotografía a escala planetaria del estado, densidad, diversidad, etc., de las comunidades zooplanctónicas de los océanos, que podrá ser comparada con las condiciones oceánicas futuras”. “La responsabilidad de gestionar está Colección es considerable y tenemos la suerte de que la UCA haya sido la elegida, entre otras 20 universidades y centros de investigación de España”.

La expedición Malaspina 2010, englobada dentro de un proyecto de investigación perteneciente al programa Consolider – Ingenio 2010 y ligado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con una participación destacada de la Armada Española, tiene previsto salir del Puerto de Cádiz a mediados del mes de diciembre.

temas» expedición Malaspina patente botella oceonográfica consolider

más contenidos

cierre

contacto | newsletter | aviso legal | privacidad | accesibilidad (wai) | validación XHTML/CSS | intranet

Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) | Vicerrectorado de Investigación

Edificio Hospital Real | Plaza Falla, 8 - 11003, Cádiz | Teléfono (+34) 956 015 745 - 956 016 590 | mail culturacientifica@uca.es