Investigadores de la UCA analizan el uso y significado de la moneda en las necrópolis de Gadir, Malaca y Ebusus

31/ene/2012 | UCAcompartir noticiaimprimir

Para compartir esta información, incluye en el siguiente formulario tu nombre y un correo electrónico de destino.

Los primeros estudios parecen indicar que muchas de las monedas encontradas en las tumbas excavadas podrían haber sido utilizadas a modo de talismán y no como el óbolo de Caronte

Existe una gran variedad de significados asociados a la moneda en el mundo funerario.

Existe una gran variedad de significados asociados a la moneda en el mundo funerario.

Investigadores del grupo HUM - 440: El círculo del Estrecho. Estudio arqueológico y arqueométrico de las sociedades desde la Prehistoria a la Antigüedad Tardía de la Universidad de Cádiz trabajan en el proyecto “Moneda para el más allá. Estudio diacrónico del uso y significado de la moneda en las necrópolis de Gadir, Malaca y Ebusus”, financiado por el Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica (2010 – 2013) del extinto Ministerio de Ciencia e Innovación. Este trabajo, que coordina la profesora Alicia Arévalo González, trata de documentar arqueológicamente la presencia de moneda en las necrópolis de las antiguas ciudades de Gadir (Cádiz), Malaca (Málaga) y Ebusus (Ibiza), además de analizar su significado; todo ello sin perder de vista en ningún momento lo que ocurre en el resto de Hispania y en el contexto mediterráneo.

Para entender mejor este proyecto es necesario tener en cuenta que hasta la fecha casi siempre se ha vinculado la aparición de la moneda en una tumba con el óbolo de Caronte, ya que estas monedas, puestas en la boca del cadáver, simbolizaban el pago que los difuntos debían realizar a Caronte para poder pasar a través del río Aqueronte al más allá. No obstante, “no siempre la moneda en una tumba tiene que ser interpretada de esta forma. Aquí, en Cádiz, por ejemplo, es muy frecuente que aparezcan monedas cada vez que se excava una necrópolis y muchas se han mostrado dispuestas en determinadas partes del cuerpo del difunto (pelvis, pies, capacidad torácica…)”, como explica la profesora Alicia Arévalo. Así, “es posible que la moneda cumpliera otra función: el papel de talismán, de amuleto protector, ya que la moneda también estaba considerada un objeto sagrado al tener en ella representada la divinidad”.

Referente privilegiado

De igual forma, es importante indicar que en la búsqueda de rasgos que definan y caractericen el mundo funerario, la moneda se presenta como un referente privilegiado al aportar datos significativos sobre sus creencias religiosas, sobre su función en el ámbito funerario y sobre sus diferentes usos en el ritual y en la liturgia desarrollada en torno al difunto, aspectos que no han sido tratados con profundidad hasta ahora, ya que “a menudo se aplica cierta vaguedad conceptual, derivada de un tratamiento poco sistemático y actualizado de los datos”. Para ello, se ha creado un equipo de investigación interdisciplinar –arqueólogos, filólogos y numismáticos- que trata de reunir todas las evidencias arqueológicas disponibles al respecto y proceder a su interpretación histórica.

Además de ello, desde el grupo HUM – 440 se quiere señalar que “igual que existía la creencia de que al difunto había que darle comida para que éste partiera hacía el más allá, también había que darle un bien material como el dinero. De hecho, en Cádiz han aparecido los restos de lo que podría haber sido una especie de hucha donde se han encontrado un conjunto de 34 monedas, pero fuera del contenedor ya que éste se documentó fragmentado”.

Ante lo expuesto parece claro que puede existir una variedad de significados asociados a la moneda en el mundo funerario que en un primer momento “centraremos en Gadir (Cádiz). Queremos comparar este caso con el de dos necrópolis púnicas más como Malaca e Ebusus (Ibiza) porque son ciudades de antigua raigambre semita”, en palabras de la profesora Árevalo. El intervalo cronológico del estudio se centra entre la fase tardo-púnica y finales del Mundo Antiguo, lo que permitirá valorar diacrónicamente el proceso a lo largo del tiempo, especialmente atendiendo a tres etapas: protohistórica (ss. IV -III a.C.), romana (s. II a.C. – III d.C.) y tardoantigua (ss. IV – VII d.C.). Y es que “únicamente contando con una perspectiva histórica amplia será posible advertir los cambios sobre el uso y significado de la moneda en el mundo funerario”.

Tras ello, la idea de estos investigadores es cotejar lo ocurrido en estas necrópolis con otras que sean, por ejemplo, de tradición ibérica, celtibérica, etc. y los cambios producidos a partir de la presencia romana.

temas» necrópolis uso significado monedas funerarias Gadir Malaca Ebusus óbolo Caronte amuleto

más contenidos

cierre

contacto | newsletter | aviso legal | privacidad | accesibilidad (wai) | validación XHTML/CSS | intranet

Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) | Vicerrectorado de Investigación

Edificio Hospital Real | Plaza Falla, 8 - 11003, Cádiz | Teléfono (+34) 956 015 745 - 956 016 590 | mail culturacientifica@uca.es